domingo, 7 de diciembre de 2008

Sin noticias de Gurb- Eduardo Mendoza


Es el primer y único libro que he leído de Eduardo Mendoza (que me han dicho por ahí que es muy divertido) y yo con este me descojonaba en mi casa, en el autobús... Es la historia de un extraterrestre (el narrador) que sale en busca de otro extraterrestre que se ha perdido nada más y nada menos por Barcelona... ciudad chiquitita y sin tráfico, personas... Está escrito en forma de diario cosa que a algunas personas no les ha gustado aunque yo lo leía como si fuese un texto normal y no me cansó. Cada X minutos va poniendo lo que hace y las peripecias que va teniendo en Barcelona...sus transformaciones a personas humanas: escoge a Marta Sánchez, el conde Duque de Olivares etc...va cambiando de apariencias.

Me lo leí ya hace bastantes años y no recuerdo muchas cosas con las que me reí muchísimo pero me acuerdo que se transforma en otro personaje que no recuerdo (para que no se vea que es un extraterrestre pero que es alguien super antiguo y que por lo tanto canta mucho igualmente) y va a pasar por la Diagonal con un tráfico espantoso y va y se le cae la cabeza y dice que le va rodando por el suelo...yo de imaginarme esa situación no podía parar de reírme jaja. Después os copio una cosa que dice que (al imaginarme cómo lo dice de forma normal me entra risa):

"17.30 Devuelvo la bicicleta. El ejercicio me ha abierto el apetito. Encuentro abierta una churrería y me como un kilogramo de churros, un kilogramo y medio de buñuelos y 3 kilogramos de pestiños".

Yo lo siento pero me parto con estas burradas...Muy recomendable si te quieres reír un ratito.
Nota: 8
Lo mejor: La forma de expresarse, lo que dice el extraterrestre y las cosas tan curiosas que le pasan....de verdad, es de risa.
Lo peor: Nada, la historia es muy original y para mí no hay nada que me falte ni que me sobre. Hay gente que diría que la estructura de escribir las cosas como un diario les disgusta pero para mí está genial.

¡Un saludo! 

4 aportaciones valiosas:

Javier Cercas Rueda dijo...

Siempre que sé de él me viene un sentimiento agridulce. Para mi constituye el paradigma de lo que pudo haber sido y no fue, o, al menos, no está siendo. No sé si es un problema de falta de exigencia y rigor, de cansancio, de falta de inspiración, o de todo un poco, pero la realidad es que no levanta cabeza.

Tiene una novela extraordinaria, La ciudad de los prodigios y una muy buena, La verdad sobre el caso Savolta. Todo lo demás es mediocre. No pretendo ser tajante, pero estamos ante un caso de escritor de talento, del que cabe esperar mucho (pues lo ha demostrado), y que se conforma con parodias más o menos humorísticas y de preocupante falta de sustancia.

Empleando el modo de hablar taurino, sigo esperando que "recupere el sitio" y que sus frecuentes aportaciones al absurdo debate de la “muerte de la novela” no reflejen su perspectiva sobre su propia obra.

Vero dijo...

Muchísimas gracias por tu comentario Javier.

Puede ser que tengas razón y pueda dar más, pero a lo mejor ¿no puede ser que él quiera hacer cosas más "light"?

Yo para tener una opinión más basada tendría que leer alguno de sus otros libros. En cuanto lo haga os daré mi visión.

Rosalía dijo...

Adoro a Mendoza!!!! He leído ya varios de él, y éste me gustó mucho; me reí un montón con él.

bsos!

Vero dijo...

Es un señor muy majo jeje En Sant Jordi me firmó un ejemplar de su último libro, lo has leído?