jueves, 27 de agosto de 2015

Palmeras en la nieve- Luz Gabás

Tuve la gran suerte de leer este top ventas antes de que éste saliera en 2012 y os tengo que decir que no es porque sea la más lista de la clase, si no porque enseguida te das cuenta de que un libro va a un triunfar y yo lo vi claro. Si no equivoco también pensé que era perfecto para realizar una película y ahora se estrena en diciembre jajaja No voy de sobrada, lo prometo, es que era muy evidente.
El argumento es bastante atractivo. Clarence que, como la autora vive en una pequeña villa de los Pirineos Aragoneses, se dedica a la investigación lingüística. Tras asistir a una serie de conferencias dadas por guineoecuatorianos se empieza a interesar más por el pasado de éstos. Un día está en la casa familiar y encuentra un enigmático trozo de papel que cambiará su mundo. El papel que remite a la época en que su padre Jacobo, su abuelo Antón y su tío Kilian viajaron a Guinea Ecuatorial para trabajar en las plantaciones de cacao hace que piense que hay muchas historias familiares en el tintero que tiene que conocer.
Para hacerlo no acude a su tío o padre porque estaría feo haber cotilleado en sus cosas personales y recurre a Julia, una amiga de la familia que también estuvo en África con ellos y que sabe todo lo que pasó. Ella le confirma que hay un secreto en la familia pero que para saberlo tendrá que ir a Bioko (antiguamente Fernando Poo) y buscar a un tal Fernando.
Clarence se va a Guinea y conoce a gente relacionada con su familia en las plantaciones. Por ejemplo, Iniko que en principio parece no gustarle Clarence pero la cosa cambiará, su hermano Laha o la madre de estos, Bihila. Mientras tanto sabemos algo de la historia de Jacobo y Kilian en la isla. Se marcharon para labrarse un futuro y les costó adaptarse al clima y costumbres del nuevo país, pero poco a poco comienzan una vida allí. Jacobo resultaba ser un buen trabajador pero estaba más preocupado en divertirse, tener sexo con las nativas y emborracharse mientras que Kilian era mucho más respetuoso y solo tendrá dos grandes relaciones; Bisila una de ellas. 
Sin duda los dos personajes principales son Kilian porque a través de él vemos todo lo que los hermanos vivieron en África y conocemos la situación política, cultural y económica del país en los años 50 y por supuesto Clarence que es la que hace de enlace entre el presente y el pasado y relucen las diversas historias de las diferentes épocas.
Los personajes están muy bien descritos y tanto ellos como las situaciones son muy vívidas. También hay que destacar la gran documentación que tuvo que hacer la autora porque al libro no le falta detalle; incluso diría que a quien no le guste la historia encontrará demasiados datos en el libro. Y por último también merece ser destacado que la autora no se posicione del lado ni de los colonizados ni de los colonizadores, su intención era a dar a conocer esta época y las historias de sus protagonistas ficticios y no mojarse.
A ver qué tal la adaptación... va a haber amor a raudales y me da miedo que se caiga en lo pomposo... Veremos.
Nota: 8
Lo mejor: Es una novela extensa pero se lee muy bien y los personajes me han gustado mucho. Aprendemos cosas de nuestro pasado en las colonias.
Lo peor: En algunos momentos pensé que todo era too much. No estoy en contra del romanticismo, pero algunas de las micro historias las veía ya demasiado y creo que tampoco hacían falta para el desarrollo de la novela.




domingo, 23 de agosto de 2015

Luz de libertad- Ismael Cruceta

Me cuesta hacer mucho esta reseña porque hace unos años que conozco a Ismael virtualmente gracias a su blog Cajón de historias y siempre se ha mostrado como una persona simpática, amable y con una personalidad que me atrae; ya sabe que me encantaría conocerle en persona. Me cuesta hacer la reseña puesto que leí el libro el año pasado y creo que es cuando debería haberla escrito porque ahora seguro que se me pasan cosas que me gustaron del libro por muchas notas que tomara. En fin, allá voy.
Si no me equivoco, Ismael escribió Luz de libertad con 18 años y me da miedo pensar a lo que puede llegar este chico con las experiencias tan ricas que está viviendo al otro lado del charco y con lo que habrá madurado desde entonces, porque os aseguro que para ser su primer libro está muy bien. 
El protagonista es Julio Silva, un actor madrileño de prestigio que ha conseguido todo lo que se ha propuesto a nivel laboral; a sus 40 años lo han premiado y nominado a todo lo que nunca imaginó y ha triunfado en la vida sin ninguna duda. En la primera parte del libro se nos presenta cómo empezó en el mundillo de la interpretación, sus grandes dotes, a su mejor amigo y representante Ramón y a Irene, amor de su juventud que tras unos años no puede aguantar el ritmo de vida de Julio y se marcha a Grecia.
Tras haber quedado patente su fama pero también como poco a poco se ha ido desencantando, Julio decide dar un giro a su vida y se va a Grecia donde se precipitarán una serie de acontecimientos inesperados (no puedo contar más). Desde que marcha para Grecia hasta el epílogo no pude parar de leer. Hay un momento en la tercera parte del libro en el que cambia totalmente la trama, es algo sorprendente y que hace que vibres porque no esperas que algo así vaya a suceder. Sin embargo, Ismael consiguió que no quede como "ahora no sé por dónde tirar y giro de 180º", no, no es nada impostado.
Tras acabar el libro sin poder parar os digo que me quedé pensando un largo rato sobre el título, sobre la libertad y hasta dónde llega y sobre Julio; muy buen personaje. Para mí, un libro muy conseguido y por el que, aunque tras algunos años de su publicación, felicito al autor.
Sé que muchos bloggers que nos conocemos y seguimos desde hace años ya habrán leído este libro puesto que nos alegramos mucho del éxito de nuestros conocidos y porque queremos apoyarles a toda costa. A los que no conozcáis a Ismael, os invito a que lo hagáis en su web, leáis sus publicaciones y por supuesto, comprad Luz de Libertad, no os arrepentiréis. 
Besos,
Nota: 8
Lo mejor: El personaje de Julio está tremendamente trabajado, es muy bueno en todos los sentidos y le coges cariño. Por otra parte, de la segunda parte en adelante es un nonstop.
Lo peor: De la trama en sí nada, quizá podría destacar el lenguaje a veces que no es que no resulte creíble porque los personajes son muy reales, si no que en algunos momentos no me cuadraba.

miércoles, 19 de agosto de 2015

Cuando yo tenía 5 años, me maté- Howard Buten

Los libros de Blackie Books son para mí una apuesta segura ya que todos los que me he leído me han gustado bastante, por eso pedí este para Sant Jordi hace unos años y el deseo me fue concedido. Enseguida lo leí pero esta vez... no me gustó. 
El relato lo cuenta Burt, un niño de 8 años que vive con sus padres y su hermano mayor que tiene dos amiguitos, pero su mejor amiga es Jessica. Es un niño que no admite normas y que no se deja llevar. Él tiene unas ideas y las va a llevar a cabo sí o sí; es un poco conflictivo. Ahora mismo está en un centro de internamiento infantil desde donde se supone que nos escribe todo lo que pasó y nos enteramos que está allí por algo que le hizo a su amiga Jessica.
Al principio pensé que me iba a agradar eso de que la historia me la contara un niño, se supone que con ilusión, ternura e inocencia pero en poco tiempo se me quitó la ilusión ya que tal y como está contado al menos a mí se me ponían los pelos de punta jaja Empieza contando cómo era su vida antes de estar en el centro y podemos ver cómo actúa, qué hacía con sus amigos y sus padres... y se puede ver enseguida la cantidad de problemas psicológicos y mentales que tiene el niño por cómo actúa.
En la clínica hay un profesional que realmente consigue conectar con él y el autor nos va enseñando los informes que hacen sobre él y al final sabremos qué pasó con Jessica y por qué lo hizo.
Un libro que me decepcionó muchísimo porque no conecté nada con la historia, ni me interesaba ver porqué el niño era tan enigmático, ni qué le hizo a su amiga... en el momento que yo entendí que el niño era un futuro psicópata y que (para mí) sí sabía todo el rato lo que hacía, me desmotivé. OJO que El guardián entre el centeno me apasiona, eh? Una pena porque pensaba encontrar algo que me hiciera gracia leer: algo que me recordara a la infancia, a un niño, no a algo tan enrevesado.
Nota: 5
Lo mejor: No sabría destacar nada, quizá el plantearte cuestiones sobre la inocencia, la maldad, infancia... 
Lo peor: No he conectado nada con la historia, ni me daba pena el niño a pesar de estar en esa situación. No creáis que soy una insensible desalmada, es que creo que cómo está contada la historia tampoco me ha ayudado a empatizar. 

sábado, 15 de agosto de 2015

Bajo la misma estrella- John Green/ Josh Boone (dr.)

Llevo un tiempo leyendo la tercera parte de la saga Millennium pero el libro pesa tanto que por las noches suelo coger el Kindle; yo que era tan reacia a tener uno. El caso es que en una de estas noches de insomnio en las que el calor me ha tenido despierta hasta las tantas de la madrugada cogí el Kindle y como este libro era cortito y tenía en mi videoteca la película, decidí leer esta novela.
No tenía ni idea del argumento, realmente sólo sabía que era una novela "para adolescentes" que ha tenido mucho éxito y que me iba a resultar llevadera.
Hay montones de novelas/películas sobre el cáncer, sobre el amor adolescente y realmente ya sabes qué te puedes esperar. En este caso, la protagonista, Hazel Grace Lancaster, una chica de 17 años superviviente de un cáncer de tiroides que ha desarrollado en cáncer pulmonar y ya en estado terminal intenta pasar sus días lo mejor que sabe: leyendo sin parar, estando con su familia e intentando no darse pena a sí misma. Su doctora le recomienda ir a un grupo de apoyo para niños en su misma situación puesto que nunca sale ni se relaciona con gente de su edad al no acudir ya a clase.
En este grupo se encuentra con un joven de 18 años, Augustus Waters, que padeció un cáncer de huesos y por lo que perdió una de sus piernas. Él enseguida queda prendado de Hazel y ella, debido a su situación, intenta no involucrarse en una relación que no tendrá mucho sentido, ya que su estado de salud hace que no quiera comprometerse con nada.
No obstante, su relación se va consolidando. Ella tiene un libro con el que está obsesionada Un dolor imperial y se lo recomienda a Gus. En el libro quedan muchas cuestiones en el aire y cuando Gus lo acaba deciden escribir al autor, residente en Amsterdam, para ver si puede dar luz a sus cuestiones.
El autor les invita a visitarle y aunque al principio ella no cree que vaya a ser posible, Augustus lo consigue y se van a verlo, sin que la visita resulte muy fructífera.
Al volver tienen que enfrentarse con un gran contratiempo, pero el amor de los chicos es de verdad y Hazel se da cuenta que a pesar de su enfermedad, hay que vivir y que todo lo bueno que te puede dar la vida se tiene que tomar; no hay que cerrarse y pensar que ya estás muerto.
Este tema del cáncer es muy duro y soy consciente que es lacrimógeno y puede que un poco tópico pero creo que es un libro que aunque pueda estar pensado para adolescentes trata el tema de esta enfermedad de forma bastante natural. Me ha parecido entrañable la relación de estos dos chavalines, la verdad.

Por otro lado, cuando he visto la película he visto el libro perfectamente reflejado y para mí ni quita ni pone nada nuevo. Seguro que a los seguidores del libro les habrá gustado la adaptación. Para mí la actriz que más resalta es sin duda Shailene Woodley; creo que está a la altura y no se la ve forzada ni sobreactuada. 



Nota: 7
Lo mejor: Yo lo he leído página a página, con ojos inocentes y sin intentar adelantar acontecimientos (ya que muchas veces acierto y me "estropeo" los libros) y me ha parecido una historia triste pero bella.
Lo peor: La historia del escritor que adoran y van a visitar a Amsterdam está un poco cogida con pinzas, sobre todo al final.