martes, 9 de abril de 2013

Descanse en paz

Descubrí a este gran ser humano y escritor gracias a mi -ya también fallecida- profesora de lengua castellana en Bachillerato. Ella era una gran seguidora de José Luis Sampedro y yo estaba iniciando mi andadura en la lectura, no tenía los gustos muy definidos, pero Rosa me aseguró que La sonrisa etrusca me encantaría.
Acertó de pleno, claro está. En este libro descubrí un autor con una sensibilidad patente y ya después, al investigar su trayectoria vi que era más conocido por ser economista y humanista. Desde entonces he leído otras obras suyas, no todas literarias, y ha sido todo un lujo ver la lucidez y sensatez que transmitían sus palabras. Qué suerte hemos tenido al escucharle durante tantos años.
Para mí se va no sólo un gran escritor si no una gran persona. Que descanse en paz y que cunda su ejemplo.

miércoles, 20 de febrero de 2013

El mes más cruel- Pilar Adón

Y aquí mi primera lectura del año; voy tarde, lo sé. Ya sabéis, tengo poco tiempo para leer, así que aún menos para reseñar. Pero en este caso no sabía cómo encarar la reseña, pensé que el tiempo digiriendo la lectura me ayudaría a saber qué decir de este libro tan particular de relatos, pero creo que no ha sido así.
Desde que se publicó me enamoré perdidamente de la cubierta y el título. La ilustración de la niña llorando es sublime y la referencia del título a La Tierra Baldía de T.S. Eliot es todo un reclamo.
Cada relato es diferente pero tiene algo en común, los personajes que protagonizan las historias sufren, padecen y parece que depende de la decisión que vayan a tomar en el relato, su vida va a cambiar. He tenido la sensación de no saber lo que leía, de volver a releer la historia y quedarme con buena o mala sensación, pero no saber de qué iba, o qué mensaje quería transmitir. No sé si es porque los textos eran muy poéticos, líricos, y no tengo esa sensibilidad desarrollada -la poesía a veces me deja fría- o porque realmente es un libro más de sensaciones que de historias, pero el caso es que no le he acabado de encontrar el punto a esta autora.
Al final de cada relato Pilar nos deja con una poesía que tiene que ver con la historia que acabamos de leer y da pie a la siguiente. Un detalle muy curioso y que pone otra vez de manifiesto a su dominio de las letras. Creo que los relatos que más me gustaron fueron Noli me tangere, El mes más cruel o El culto doméstico; muy bien escritos y que sí me hicieron despertar alguna emoción.
Se ve que escribe genial, con mucho dominio del léxico y con el poder de teñir sus historias con ese aire melancólico y que produce desasosiego, tiene un estilo muy inglés y muy suyo; yo no había leído nada igual, pero no ha sido un libro que haya disfrutado; me sentía un poco sin rumbo. Así que cuando tenga más bagaje literario, probaré otra vez con este conjunto de relatos, puede que ahora no sepa apreciar lo que Pilar quería transmitir a los lectores con esta obra.
Nota: 6
Lo mejor: La riqueza del lenguaje, la edición de Impedimenta y sobre todo, esa gran cubierta.
Lo peor: La lectura me ha dejado fría. Es de esos libros que no sabes cómo describir y que, en mi caso, creo que no he comprendido del todo. 

Muchas gracias de nuevo a la editorial por enviarme el ejemplar. Espero en un futuro darle una relectura y ver lo que no he visto en esta primera. 

domingo, 17 de febrero de 2013

In My Mailbox #21

Esta vez os enseño los libros que me regalaron para Reyes y mi cumpleaños, que fue en enero. No son muchos, pero están genial, la verdad. Parece que poco a poco van conociendo más mis gustos lectores y no me regalan "cualquier libro".
-Una temporada para silbar de Ivan Doig: Otro de los libros ambientados en Montana de una de las editoriales "pequeñas" más recomendables. Prometen descripciones impresionantes, personajes inolvidables y el paseo por la infancia de un niño. Me hizo tilín por las reseñas que leí y porque uno de los personajes es un maestro, y siempre hace gracia leer anécdotas en las que te sientes reflejado. 349 p. Libros del Asteroide.
-La humillación de Philip Roth: Uno de mis retos este año era leer algo de este autor contemporáneo. He leído fragmentos de Pastoral Americana y me gustó mucho su estilo profundo. Siempre hablan de él como un autor oscuro, con personajes atormentados, pero no me importa, el caso es saber escoger cuándo leer el libro. 155 p. Editorial Random House Mondadori.
-No hay bestia tan feroz de Edward Bunker: Como mi último regalo de Sant Jordi a mi pareja fue todo un éxito decidí regalarle para estas fiestas otro de los libros del autor. Me dice que es del estilo de Pulp de Bukowski, así que debe ser entretenido. 414 p. Sajalin Editores.
-Pack de J. R. R. Tolkien (contiene El Hobbit y los tres tomos de El señor de los Anillos): Ya tenía El hobbit por casa, prestado, todo sea dicho... Prometo devolverlo en cuanto vea a la persona en cuestión. Pues eso, estrenaron la primera parte de El hobbit y otra vez se empezaron a vender packs de este tipo como churros. A mí ya me va bien, porque soy muy fan de las películas y estoy segura que me encantarán los libros. Viene con mapa de la Tierra Media y todo jeje Editorial Booket.

Y hasta aquí mis regalos a los que no sé cuando podré hincar el diente. Este febrero he estado leyendo a rachas, pero al menos tengo que decir que los libros que he leído me han gustado bastante. Tengo algunas reseñas pendientes, anyway... ¡Felices lecturas!

miércoles, 30 de enero de 2013

Los Soprano- David Chase



Hay veces en que las segundas oportunidades son las buenas. Recuerdo la primera vez que vi el episodio piloto de Los Soprano, hace ya casi diez años. Me pareció un tanto aburrido, poco interesante y con unos personajes que parecía que no me iban a gustar. Vi el capítulo, y a pesar de que me gustan muchos las películas y series sobre mafias pensé que Los Soprano no me iba a gustar, y no seguí viéndola. Durante todos estos años muchos conocidos me repetían una y otra vez que era una de las mejores series que se han hecho, que un capítulo de la serie era equiparable a una buena peli de gángsters y que estaba tardando en rendirme a sus pies. Y tenían mucha razón; ahora me arrepiento de haber tardado tanto en disfrutar de esta obra de arte hecha serie.
Tras la segunda incursión, tardé menos de un mes en engullir las seis temporadas que completan la serie. La primera temporada no está mal, pero después las cinco restantes son todas buenísimas. Creo que me quedo con la segunda y cuarta temporada, pero ya os digo, son espectaculares todas. 
La serie se centra en una familia italo-americana que reside en Nueva Jersey. Tony, el cabeza de familia, es un hombre con mucho carácter, que intenta llevar el peso tanto de la familia como de su otra famiglia, sus amigos mafiosos. Sufre mucha ansiedad por los problemas que tiene que afrontar así como por la infancia que le dio su madre. Su mujer, Carmela, tiene que soportar todos los escarceos amorosos de Tony, su mal humor e intenta sobrellevar una vida acomodada pero falta de amor y felicidad. La pareja tiene dos hijos, Anthony y Meadow que muchas veces reprochan a sus padres la forma en que se "ganan la vida" y tienen una relación poco fluida.
Otros personajes de la familia de Tony son esenciales para la trama. Por ejemplo, la madre de Tony, Livia, se presenta como una mujer con mal fondo, que no hace nada porque su hijo esté feliz. Janice, la hermana de Tony es una mujer envidiosa y ambiciosa a más no poder. El tío de Tony, Junior, toma el papel de cabecilla de la mafia en Nueva Jersey por un tiempo y aunque quiere mucho a su sobrino, parece que en temas de negocios, ésto no se tiene en cuenta. 
Por otra parte está la famiglia que se gana la vida de forma poco honrosa. Tony está rodeado de su sobrino Christopher, un joven prometedor pero con demasiado ímpetu que pondrá a Tony en más de un apuro, Silvio es su consigliere, el que le aconseja sobre cómo actuar en según qué circunstancias, el entrañable Paulie que trabajó con su padre como soldado y Pussy, también soldado de la familia, encargado de hacer cobros y demás trabajitos.
Además de muchísimos más personajes muy importantes en uno u otro momento del transcurso de la serie, está uno del que no nos podemos olvidar, la doctora Melfi, que intentará ayudar a Tony en su crisis de ansiedad, aún sabiendo que es un integrante de la mafia y que depende de lo que escuche se encontrará en una difícil tesitura.

Las actuaciones de los personajes son fantásticas, Tony pasa de ser un ser despiadado a presentarse indefenso y encantador, Michael Moltisanti y su novia dan mucho juego, su círculo de la mafia es divertido e inolvidable, hay personajes para todos los gustos: malvados, entrañables, divertidos, impetuosos... como la vida misma. 
Hay referencias y parodias constantes a películas o libros sobre mafiosos y a los que somos apasionados de este género esto nos encanta. De hecho tras acabar la serie quería ver otra vez clásicos como Uno de los nuestros, El Padrino, Casino, etc.Yo os puedo prometer que algunos episodios de la serie podrían equipararse en calidad a estas grandes películas, y no hablo por hablar, de verdad que lo siento así.
Y es que Los Soprano se centra en la vida y relaciones de una familia y de un grupo de mafiosos pero va mucho más allá; es un fiel retrato de nuestras preocupaciones, nuestra moral, el bien y el mal, las consecuencias de nuestros actos, el amor y el odio, la venganza. Nunca había disfrutado antes tanto como con esta serie. De verdad, el primer o segundo episodio puede que os tire para atrás, que parezca que no vais a encontrar nada en la serie, pero ánimo porque merece mucho la pena. Los Soprano acaban formando parte de tu vida y cuando se acaba la serie sientes tristeza por no seguir conviviendo con ellos.
P.D.: El último episodio dio mucho que hablar. Te quedas mudo cuando acaba, no te lo puedes creer, pero una vez has reflexionado, creo que una serie así debe tener un final así, me parece soberbio.
Nota: 9
Lo mejor: Las interpretaciones y lo bien construida que está la serie, no se dejan ningún tema olvidado en el tintero, los personajes están genial interpretados y son muy coherentes. En general, una producción casi perfecta.
Lo peor: Parece que 86 episodios de esa duración (casi un hora) sean demasiados, pero una vez acabas sientes un poco de vacío. Lo peor es que no siguiera la serie con la calidad que tenía.