viernes, 1 de enero de 2016

Enero/Febrero 2016- Clásicos del cine

Y ahora dos meses para ver unas cuantas películas que SIEMPRE son las eternas pendientes ante tal cantidad de estrenos y películas contemporáneas que están en mis listas. Además, como siempre voy con lecturas atrasadas, así me pongo al día para poder enfrentarme al reto de marzo/abril, que ya os contaré cuál es.
Os digo las películas que pretendo reseñar: Senderos de gloria, El prestamista, Testigo de cargo, Ser o no ser y La noche del cazador. Seguro que muchos de vosotros/as ya las habéis visto y podéis opinar.
Aprovecho para desearos un feliz 2016 cargado de felicidad, buenos propósitos y sin olvidarnos de las buenas lecturas.
Un beso.

domingo, 13 de diciembre de 2015

La canción de la semana #17

Antes de acabar el año no quería despedirlo sin una canción que me encanta desde hace muchos años. Que paséis un feliz fin de año y que el 2016 sea aún mejor si cabe.
Para mí este 2015 ha sido un poco mejor a nivel de lecturas ya que he leído unos 22 libros, cosa que no hacía desde hace un tiempo, así que muy contenta y con ganas de, poco a poco, volver a retomar el hábito.
EL REY, nada más que decir.
Un abrazo,


domingo, 29 de noviembre de 2015

Zonas húmedas- Charlotte Roche

Parece que vaya a hacer la reseña enfadada pero no es esa mi sensación al hablar de este libro si no de incomprensión. No entiendo por qué querría hacer esta mujer un libro sobre la facilidad que tiene una chica de 18 años al hablar de cosas escatológicas (y bastante asquerosas, añado), sobre algunas experiencias sexuales y sobre qué guay es ser liberal y hacer lo que a uno le venga en gana.
No he sabido encontrar otro motivo para escribir algo así que el de llamar la atención, provocar y por ende, vender muchos libros, que es lo que consiguió la autora. A mí no me ha escandalizado, simplemente lo he encontrado inútil y me ha resultado más soso que yo que sé, ni feminista ni nada; de hecho me da mucha rabia que se entienda el feminismo como "vamos a hablar de coños y que nos follamos a tal o cuál".
Al meterme en la red a mirar alguna reseña veo con estupor que se la compara en algunos comentarios con mi querida "El guardián entre el centeno" y solo puedo hacer que echarme las manos a la cabeza y llorar desconsoladamente ante tales afirmaciones. NO, no se le acerca ni por asomo a esa gran obra, ni lo dudéis, por favor.
Querría poner un fragmento para que veáis el grado de guarrería que se gasta la protagonista y para que huyáis del libro, no como yo, que me pudo la curiosidad, pero creo que os lo voy a ahorrar, voy a ser buena. Directamente os digo que NO LO LEÁIS: no existe ni feminismo, ni diversión, ni desenfado... es una chica hablándote de lo cochina que es, no hay mucho más.
Nota: Horror- Tiempo perdido
Lo mejor: Bufff nada.
Lo peor: Que nos intenten engañar con que es un libro fresco y sin prejuicios.

jueves, 19 de noviembre de 2015

El cuaderno rojo- Paul Auster

Cada vez soy más fan de los libros cortos, libros de relatos o novelillas ya que, si son buenas, hacen que me prende de la capacidad del escritor para sintetizar y aún así conseguir una pieza buena y de calidad.
Este librillo de Paul Auster, con un excelente prólogo y traducción de Justo Navarro, versa sobre su eterna temática: el azar y las casualidades.   El cuaderno rojo está compuesta de trece relatos, cada uno sin relación entre sí, bueno, solo el pretexto de que el azar dirige nuestras vidas; en este caso la de Paul Auster porque todos los relatos que cuenta son cosas que le han pasado a él o sus amistades y que son realmente curiosas.
Yo también creo que el papel del azar tiene un peso importante en nuestras historias y por eso me ha gustado tanto este libro. Me ha hecho gracia comprobar que uno de los relatos comparte personaje con el que pude conocer en Trilogía de Nueva York...
No tengo mucho más que decir. Recomiendo leerlo porque es una lectura muy facilita, te dibuja una sonrisa en la cara haciéndote pensar en las casualidades de la vida y apenas estarás una hora para acabarlo.
Nota: 7
Lo mejor: Como ha sabido plasmar cada anécdota que ha vivido en el libro. La forma en que escribe.
Lo peor: Es demasiado corto y me he quedado con ganas de más.