domingo, 26 de abril de 2015

La canción de la semana #15


Mientras voy redactando algunas reseñas y voy visitando de nuevo vuestros blogs, os comparto la música que estoy escuchando en este momento. Ambas son grandes canciones, espero que las disfrutéis conmigo en esta tarde de domingo y cojáis fuerzas para la semana. Pensad que es un poquito más corta para algunos afortunados. Son Still got the blues y Parisienne walkways del ya desaparecido Gary Moore.  ¡Feliz domingo!





sábado, 18 de abril de 2015

¿Retorno a La Entropía de Vero?

Llevo ya algunos meses pensando en volver a reinsertarme en la blogosfera, pero no ha sido hasta estas pasadas semanas que casi* he tomado la decisión de volver. He sentido la necesidad de volver a leer vuestros blogs, de escribir aunque sean mini reseñas de los libros que he ido leyendo durante estos dos años de inactividad, descubrir junto a vosotros las novedades literarias que van surgiendo -y de las que estoy TAAAN desconectada.
Como he dicho unas líneas más arriba, han sido dos años de inactividad, de desenganche total. Desde que empecé a trabajar hace ya cinco años a tiempo completo vi reducidas mis horas de ocio, y por lo tanto de lectura (que ya sabéis que yo nunca he leído muchísimo) y en estos dos años pasados habré leído 20 libros como mucho, ¡JA! 
Y aún os vais a reír más. Me pasaron la dichosa trilogía de Mr. Grey y yo, que siempre he estado en contra de este tipo de libros, la devoré. Y después de leerla, empecé a devorar ya otro tipo de libros más de mi estilo, como los que acostumbraba a leer cuando escribía por aquí. Me da hasta vergüenza decirlo pero esos libros -que están fatal escritos- me hicieron recordar mi pasión por la lectura de nuevo. Increíble pero cierto.
Y aquí estoy de nuevo. DESEANDO volver a entablar conversaciones literarias con vosotros (de los que he sabido más o menos por otras redes sociales), DESEANDO que me perdonéis y acojáis en vuestro dominio y DESEANDO ponerme al día; que ya no me acuerdo como iba todo esto jaja

*ahora espero no vaguear y empezar a retomar el hábito.

Un besazo enorme y hasta pronto,

martes, 9 de abril de 2013

Descanse en paz

Descubrí a este gran ser humano y escritor gracias a mi -ya también fallecida- profesora de lengua castellana en Bachillerato. Ella era una gran seguidora de José Luis Sampedro y yo estaba iniciando mi andadura en la lectura, no tenía los gustos muy definidos, pero Rosa me aseguró que La sonrisa etrusca me encantaría.
Acertó de pleno, claro está. En este libro descubrí un autor con una sensibilidad patente y ya después, al investigar su trayectoria vi que era más conocido por ser economista y humanista. Desde entonces he leído otras obras suyas, no todas literarias, y ha sido todo un lujo ver la lucidez y sensatez que transmitían sus palabras. Qué suerte hemos tenido al escucharle durante tantos años.
Para mí se va no sólo un gran escritor si no una gran persona. Que descanse en paz y que cunda su ejemplo.

miércoles, 20 de febrero de 2013

El mes más cruel- Pilar Adón

Y aquí mi primera lectura del año; voy tarde, lo sé. Ya sabéis, tengo poco tiempo para leer, así que aún menos para reseñar. Pero en este caso no sabía cómo encarar la reseña, pensé que el tiempo digiriendo la lectura me ayudaría a saber qué decir de este libro tan particular de relatos, pero creo que no ha sido así.
Desde que se publicó me enamoré perdidamente de la cubierta y el título. La ilustración de la niña llorando es sublime y la referencia del título a La Tierra Baldía de T.S. Eliot es todo un reclamo.
Cada relato es diferente pero tiene algo en común, los personajes que protagonizan las historias sufren, padecen y parece que depende de la decisión que vayan a tomar en el relato, su vida va a cambiar. He tenido la sensación de no saber lo que leía, de volver a releer la historia y quedarme con buena o mala sensación, pero no saber de qué iba, o qué mensaje quería transmitir. No sé si es porque los textos eran muy poéticos, líricos, y no tengo esa sensibilidad desarrollada -la poesía a veces me deja fría- o porque realmente es un libro más de sensaciones que de historias, pero el caso es que no le he acabado de encontrar el punto a esta autora.
Al final de cada relato Pilar nos deja con una poesía que tiene que ver con la historia que acabamos de leer y da pie a la siguiente. Un detalle muy curioso y que pone otra vez de manifiesto a su dominio de las letras. Creo que los relatos que más me gustaron fueron Noli me tangere, El mes más cruel o El culto doméstico; muy bien escritos y que sí me hicieron despertar alguna emoción.
Se ve que escribe genial, con mucho dominio del léxico y con el poder de teñir sus historias con ese aire melancólico y que produce desasosiego, tiene un estilo muy inglés y muy suyo; yo no había leído nada igual, pero no ha sido un libro que haya disfrutado; me sentía un poco sin rumbo. Así que cuando tenga más bagaje literario, probaré otra vez con este conjunto de relatos, puede que ahora no sepa apreciar lo que Pilar quería transmitir a los lectores con esta obra.
Nota: 6
Lo mejor: La riqueza del lenguaje, la edición de Impedimenta y sobre todo, esa gran cubierta.
Lo peor: La lectura me ha dejado fría. Es de esos libros que no sabes cómo describir y que, en mi caso, creo que no he comprendido del todo. 

Muchas gracias de nuevo a la editorial por enviarme el ejemplar. Espero en un futuro darle una relectura y ver lo que no he visto en esta primera.