viernes, 28 de enero de 2011

La casa de Bernarda Alba- Federico García Lorca


Acabo de releer esta maravilla después de diez años, cuando ya me quedé prendada de la fuerza y la pasión de estas mujeres y juré que lo leería de nuevo para reseñarlo. Y aquí está: parece una obra corta y que pueda tener poco que decir pero desde la primera página Lorca nos transmite la sensación que quiere plasmar de hostilidad, celos, impotencia, pasión. No sé porqué pero es una de mis obras favoritas y tengo que hacerme con más libros del autor porque creo que va a ser de esos autores que me llegan, que me dicen algo.
La obra tiene tres actos, en el primero conocemos que Bernarda acaba de quedarse viuda y que impone un luto de ocho años en casa, no solo para ella sino para sus cinco hijas también. Bernarda es una mujer de sesenta años, déspota, con mala uva, muy religiosa y chapada a la antigua. Ninguna de sus cinco hijas ha conocido hombre ni por supuesto se ha casado por lo que el ambiente que se respira es opresivo e incómodo. También hay varias sirvientas como la Poncia que critican las formas de Bernarda y su forma de pensar y unas vecinas metomentodo típicas de los pueblos de España de primera mitad de siglo XX.
La tensión llega hasta su punto álgido cuando aparece Pepe el romano que pretende a Angustias, la hija mayor, por lo que parece interés económico ya que Angustias es la que ha heredado la mayor parte del legado que ha dejado su padre. Entonces es cuando los celos de las hermanas salen a flote ya que la pequeña, Adela, también está enamorada de él y no piensa quedarse virgen toda su vida porque su madre así lo quiera. Toda esta tensión desemboca en un final trágico que nos muestra cuánto importaban las apariencias en aquellos años especialmente.
Me encanta la obra por los diálogos tan reales, por los estereotipos de las mujeres españolas de entonces, por todos los sentimientos que están enclaustrados en la casa de Bernarda Alba, los celos, la pasión, el deseo de estas mujeres a ser libres y poder vivir sus vidas como quieran... La obra es corta pero transmite en todo momento esa sensación de ser una olla a punto de explotar.
Yo no soy experta en simbología pero he leído que Lorca utilizaba muchos símbolos para dar más énfasis a lo que quería contar, como por ejemplo el color verde que utiliza como muestra de indisciplina, de lucha contra lo convencional (en La casa de Bernarda Alba Adela, la menor, se pone un vestido verde), el bastón de Bernarda le confiere poder, autoritarismo, o el significado de los nombres.
Hace ya unos ocho años fui a ver una adaptación de la obra, ya no recuerdo ni el teatro ni la compañía, pero lo que sí recuerdo es que combinaban el taconeo para dar intensidad a la escena y adelantar el desdichado final. Me pareció muy interesante.
Nota: 8
Lo mejor: La pasión y garra que desbordan personajes, trama...
Lo peor: En este caso me hubiera gustado que fuese más extensa la obra. Qué cosas.

17 aportaciones valiosas:

Estonetes dijo...

Lorca es increible, logra con breves momentos mostrar lo más profundo que guardamos en nuestro interior y que nadie conoce.
Excelente reseña.

Jorge Andreu dijo...

Es que Lorca es uno de los grandes. Se dice que de su teatro no hay ni precursores ni continuadores. Esta obra es magnífica. Yo la habré leído como unas 7 u 8 veces, y he visto algunas representaciones. Me encanta.

Vero dijo...

Estoy con vosotros, es increíble. Nunca he leído nada así.
Estonetes, totalmente de acuerdo... es breve pero tan intenso.
Jorge, veo que también te encanta, es mi obra favorita junto con "Esperando a Godot" de Beckett, pero qué diferentes son!

lammermoor dijo...

El teatro de Lorca está lleno de pasión. Yerma es otra obra que también me impactó.

De La Casa de Bernalda Alba vi una adaptación en ballet, hace muchos años, muy buena.

Hace tiempo que quiero releer al Lorca autor teatral; tu reseña me recuerda que tengo que hacerle un hueco en los primeros puestos del plan infinito.

Vero dijo...

Lammermoor, es que es pura pasión. Al leer la guía de lectura incluida en esta edición ya vi que Yerma me va a gustar también. Y tengo apuntado Poeta en NY porque debe ser magnífico.
Espero que le hagas un huequín. Besos.

Antonio Cabello dijo...

Pues es cierto, no se puede decir tanto sobre la condición humana en tan pocas páginas, para eso hay que ser un genio como lo fue Lorca.
Un beso

Vero dijo...

Exacto Antonio, fue un genio. Has leído algo más de él? Yo tengo muchas ganas. Besos.

Carol dijo...

Me encanta esta obra, es una de mis favoritas también, pude verla hace un tiempo en escena y me encanto, pone los pelos de punta esa madre autoritaria. Si te gusta Lorca no puedes dejar de leer Bodas de sangre y Yerma, son las dos muy buenas. Bsos

Vero dijo...

Veo que has leído más cosillas de Lorca, qué bien! De Yerma he leído críticas y seguro que me gusta tanto o igual que esta, qué ganas!!
Gracias y besos!

Icíar dijo...

¡Eres una joyita! Me has contagiado, quiero leerlo. Me lo apunto ¡YA!

Vero dijo...

Icíar, estoy SEGURA de que te encantará, segura!

Besos.

Luisa dijo...

No leo demasiados clásicos, pero ésta me parece una obra imprescindible. Igual me animo y vuelvo a disfrutarla.

Vero dijo...

Y tanto, es imprescindible. Veo que somos muchos los que la hemos leído, y ninguna opinión negativa. Eso dice mucho. Besos.

Bookworm dijo...

Me encantó este libro. Yo no he llegado a ver la obra en "directo" pero sí la película que también me gustó mucho.
Fue una lectura de estas obligatorias del instituto, pero me pareció buenísima. Cómo odié a Doña Bernarda ¡por favor! pero eso es porque está magistralmente escrita y consigue llegar al lector de forman implacable.
Un abrazo

Vero dijo...

Booki, yo también la tuve como lectura obligatoria y es la 1ª que disfruté totalmente. Doña Bernarda es lo peor... la imagino con una cara de rancia y déspota que no veas. Todas están retratadas a la perfección. Besos.

Icíar dijo...

Acabo de terminar la reseña de esta obra de teatro que saldrá el viernes próximo. Tengo que felicitarte, porque después de hacerla, me he venido a leer tu reseña, que fue la culpable de que me leyera el libro, y reconozco que me gusta más la tuya, jajaja.

Vero dijo...

Icíar, estoy ansiosa por leer tu reseña. Estoy segura de dos cosas: que te ha gustado y que la mía no es mejor! jeje Si tú me das mil vueltas escribiendo, anda, anda!!!
Y no es peloteo, es que me gusta mucho leerte :D