sábado, 21 de agosto de 2010

Shopping and F***ing- Mark Ravenhill


Otra obra de teatro impactante que leí hace ya un año, aproximadamente. No me gustó tanto como Esperando a Godot o Top Girls pero las siguió de cerca.
La obra se divide en catorce escenas en las que los temas del consumismo, las drogas, el sexo y el amor salen a relucir. Se trata de ellos de una forma brutal que hacen que el lector piense en lo que está leyendo y que perdure en su mente, le dé vueltas y de esta forma llegue a una conclusión. Creo que este tipo de teatro lo que quiere es eso: producir en la audiencia un bofetón para despertarle y que tenga conciencia crítica.
De hecho, ahora que me acuerdo esta obra estaba dentro del conocido como  teatro "In-yer-face" que básicamente significa eso: mira esta barbaridad, sorpréndete, pero que sepas que las cosas son así. Tengo que reconocer que el teatro me encanta pero si ya es teatro alternativo, me apasiona. Recuerdo que el lenguaje que se emplea es obsceno, hay imágenes de sexo duro, escenas muy tristes en las que se vende literalmente a las personas, insultos, drogas... pero detrás de todo este caos el autor quiere lanzarnos un mensaje relacionando las relaciones amorosas y el consumismo. cómo todos podemos llegar a ser productos.
Teniendo en cuenta que en Inglaterra en esos momentos el clima político estaba revuelto con la Thatcher de por medio, la sociedad consumista en auge... el autor creo que quiere hacer hincapié en lo desprotegido que se encuentra el pueblo en el que se les ve como meros consumistas, no como personas y lo representa muy bien tanto con el título "Comprar y f***ar" como con los protagonistas que solo piensan en eso, no se sabe nada de sus vidas o familias y son seres fragmentados.
Bueno, dejo ya de teorizar... como veis me gusta mucho el teatro postmodernista, que te haga pensar y ver más allá de lo que captas en una primera lectura. No sé si os gustará este género pero si tenéis alguna sugerencia de algún título, soy toda oídos.
Nota: 7
Lo mejor: El trasfondo de la historia, lo bien construida que está y lo bien que cumple su propósito: asombrar al lector.
Lo peor: Hay escenas duras de leer.

21 aportaciones valiosas:

Carol dijo...

Me ha parecido muy interesante tu entrada, me apunto éste libro. Yo soy más de teatro clásico, pero como a mi chico le encanta el teatro más moderno al final acabo viendo casi tantas obras de éstas como de las otras. No hace mucho fui a ver Ubú Rey de Alfred Jarry y me gustó bastante.
Un abrazo :)

Vero dijo...

No he ido a ver esa obra pero me la apunto por si me animo.
Yo creo que he leído más teatro posmoderno pero me gusta mucho el teatro en general.
Besos,

Goizeder Lamariano Martín dijo...

No soy muy aficionada al teatro, ni a verlo ni a leerlo, no sé, me da como pereza, pero la verdad es que las pocas obras que he leído y que he visto me han gustado mucho, soy así, sin lógica, jeje. De todas formas, tu entrada me ha gustado mucho, muchas gracias por descubrirnos nuevos horizontes. Un besazo.

Cuéntate la vida http://cuentatelavida.blogspot.com

Isi dijo...

Anda, con esta reseña te entran ganas de leerlo, de verdad. Pero es que tengo prejuicios... sí, lo confieso: el teatro no me va mucho (ni leerlo y casi tampoco verlo).
De todas maneras sólo he visto 2 obras y una me gustó, pero la otra... bahhh a medias.

En fin, que yo estoy convencida de que para los encumbrados somos como borreguitos consumistas. Hacemos lo que ellos quieren, nos deprimimos si engordamos porque no somos como las de las tele, nos compramos este móvil porque es más guay (cuando el que tenemos funciona perfectamente), y así hasta el infinito.

Vero dijo...

Goizeder, mil gracias a ti por comentar. A mí casi todas las obras de teatro que he visto me han gustado mucho y de las que he leído "La casa de Bernarda Alba" se lleva la palma, me encantó.

Isi, yo descubrí que me gustaba en bachillerato y desde entonces he ido comprándome obras. Lo que no leo mucho es la poesía...
Y sí que somos borreguitos consumistas, cada vez más y no nos damos ni cuenta...

Besos a las dos,

Luisa dijo...

Yo no soy muy aficionada a leer teatro, aunque sí me gusta verlo. Pero todo es empezar, ¿no?
Besos.

Vero dijo...

Claro, Luisa! A ver si nos animamos todos, que el teatro está en decadencia :)

bibliobulimica dijo...

Vero:
gracias a tí me entero que existe la obra, el autor pero de momento ¡paso! si ya con el teatro clásico me cuesta trabajo, no quiero pensar en el alternativo (soy aburridona pues ;) )
un beso

Vero dijo...

Hola bibliobulimica!
Nada de aburridona, todo es probar... a lo mejor algún día te da por probar con este tipo de teatro.
Se lee muy bien y da que pensar.

Besos,

JUAN dijo...

Me gusta el teatro muchísimo: he visto obras que me han emocionado mucho, como "La femme du boulanger", "Ama Rosa","La casa de Bernalda Alba" "El príncipe de Madrid" o "La cena de los generales", todas ellas pertenecientes al género clasico o popular, ése que todos entienden, que divierten, hacen llorar o reír, pero del género moderno las que he visto ni las he entendido ni me han gustado, por ejemplo: "Sobre los ángeles", de Rafael Alberti; ni otra de Arrabal que ni siquiera recuerdo el título, ni las puestas en escenas modernas de Els Joglars.
No obstante, reconozco que a veces la lectura de una obra es más atractiva que su representación en un escenario o pantalla, por lo que tomo nota del libro por si lo veo en la Biblioteca. Un beso

Vero dijo...

Hola Juan! Diría que no va a estar en la biblio pero bueno, ya me dirás qué tal en tu intento. Es que no son obras tremendamente conocidas ni traducidas al castellano, por cierto...
De las obras que has visto me encantó "La casa de Bernarda Alba"

Besos,

Estonetes dijo...

Buen apunte, tengo abandonado al teatro últimamente.

B7s

Vero dijo...

Hola Estonetes!
Veo que es un género "olvidado" jeje

Besos,

María dijo...

Creo que con esta obra hubo dificultades para representarla en ciertos sitios por lo que dices de la dureza y el sexo explícito.
La verdad que interesa y si es teatro mejor, que no lo leemos tanto.

Un beso!

Vero dijo...

María, tú estudiabas filología inglesa? Ahora no sé porqué me suena...
A ver si la lees, besos!

María dijo...

Vero, me ha gustado "perderme" mucho en tu blog. No he leído el libro. Muy actual...el teatro post modernista también me gusta, a veces. Tomo nota del libro. Bss!!

Vero dijo...

Hola María,
Gracias por la visita!! Me alegro que te guste este tipo de teatro, la verdad que es un género muy interesante.
Besos!

El Guisante Verde Project dijo...

Hola Vero!
Me gusta el teatro, verlo, leerlo y entre amigos,, representarlo, (solo siglos de oro, eso sí, jajaja). Por una parte me atrae este libro, aunque por otra me espeluzna un tanto si te digo la verdad. Tal vez sea el verano, que me tiene relajado, en exceso diría yo, y no me atrevo con algo así.
Veremos en las tardes de invierno! Por cierto, cambio de look! (igual ya hace mucho, perdón por el despiste)

Un abrazo!
Roberto

Vero dijo...

Hola Roberto!!
Lo representas y todo?? wow!! La verdad que todas las obras postmodernistas que he leído son duras por una cosa u otra o sea que sí, mejor que tengas fuerzas. En invierno yo intentaré leer más de este género...

Besotes!

Katrina Van Dassos dijo...

Y... traducida no hay, ¿no?

Vero dijo...

Nop, Katrina.
Lo podría proponer a una editorial a ver si les interesa y se lo traduzco yo jajajaja (sigue soñando Vero...)