lunes, 12 de diciembre de 2011

Bartleby, el escribiente- Herman Melville


Tremendo. Buscando una lectura para ir completando el reto "Con mucha química" de Meribélgica, me faltaba una en la que estuviera incluido el elemento Sc o Y, y repasando la estantería vi éste, que leí en mi época de la universidad pero por falta de tiempo no había hecho reseña. Ya sólo me falta un libro para terminar el reto, por cierto; tengo que mirarme las recomendaciones de los demás usuarios...
Y con respecto al libro... me encanta este tipo de libros en los que hacen una crítica a la sociedad, al poder del dinero y lo que prima en esta sociedad en la que vivimos. Melville no tuvo mucho éxito con él en su día, pero hoy en día Bartleby, el escribiente es uno de esos libros que están entre los mejores de la literatura americana. Todavía tengo pendiente Moby Dick, del mismo autor, pero si los personajes son tan profundos y trabajados como Bartleby, seguro que el esfuerzo de leerlo merecerá la pena.
En esta historia, que casi es un relato por lo breve que es, un abogado neoyorquino con sus oficinas en Wall Street, cuyo status social es bastante notable, nos presenta a sus empleados: Turkey, Ginger Nut y Nippers. Como los copistas no pueden dar más de sí, necesitará emplear a otro escribiente. Bartleby es contratado para el puesto y desde el principio nos imaginamos a un ser demacrado, triste y desolado, carente de vida. El escribiente empieza a trabajar a muy buen ritmo, callado y solitario, sí, pero eficiente, hasta que un buen día el jefe le pide que revise un documento a lo que Bartleby responde: "Preferiría no hacerlo" (frase tremendamente famosa).
Ante la negativa de Bartleby a hacer lo que le dice el abogado, éste empieza a observar su comportamiento, sorprendido de la desfachatez del empleado al desobedecerle, pero incapaz de echarlo, supongo, por su apariencia inocente y frágil.
Poco a poco Bartleby deja de trabajar por completo y a pesar de los avisos del jefe de que lo tiene que despedir, el escribiente no se inmuta. Finalmente, sin poder remediarlo, el abogado despide a Bartleby, pero este se niega a abandonar la oficina, dejando de comer y siendo más una cosa que un se humano. El abogado ya no puede soportar la carga más y decide cambiar de oficina, dejando a Bartleby solo e incomprendido, ya abocado a un final trágico.
Es un relato corto, pero las dudas que suscita el porqué Bartlby se comporta así son inmensas así que me leí de nuevo el prólogo. Se dice en éste que el libro es uno de los más nihilistas que existen y que muestra el sinsentido de la vida. La edición que tengo es la de Espasa y os recomiendo tanto la lectura de este relato como el prólogo, ya que pone un poco de contexto a la obra. Sin duda un libro que hace pensar, muy recomendable.
Nota: 7,5
Lo mejor: El personaje de Bartleby, que está como ausente y resulta muy inquietante e interesante. Es un ejemplo claro de la rebelión al sistema establecido en el que no hacer nada es una forma de queja.
Lo peor: Te deja con ese sentiminto de: "yo también debo moverme y dejar de hacer lo que no quiero". Sin embargo, después nos habla la conciencia y decidimos seguir a pesar de todo.

17 aportaciones valiosas:

Lady Boheme dijo...

Pues tengo ganas de leerlo desde hace tiempo, pero es que ahora aún más... Me parece que lo tengo, no estoy del todo segura, pero yo diría que sí...

Moby Dick lo empecé, leí la mitad de la mitad y ahí se quedó, aunque me estaba gustando. Algún día le daré otra oportunidad.

¡Besos!

Teresa dijo...

Hola Vero:
Yo también lo leí en mis últimos años de carrera. La verdad es que, al igual que a ti, me impactó mucho. Tengo ganas de volver a leerlo. Con Moby Dick todavía no me he atrevido...
Besos :)

Vero dijo...

Lady, yo de Moby Dick leí sólo capítulos sueltos, en inglés, pero no me dio por continuar con el resto del libro; lo haré algún día. Besos.

Teresa, lo describes bien: impactante. Apenas unas páginas y hacen que se te remueva todo por dentro, verdad?
Besos

Icíar dijo...

Lo leí hace un tiempo, y como a ti me gustó mucho. También tengo pendietne Moby Dick. Habrá que hacer algo, jeje.
Abrazos

Shorby dijo...

Es un libro que me apetece leer por las buenas críticas que he visto siempre sobre él =)
Espero no tardar mucho en hacerlo!

Besotes

Vero dijo...

Icíar, cuando te atrevas con Moby Dick me dices. Yo creo que leeré antes Leviatán o la ballena y si sigo queriendo leer cosas sobre cetáceos, me animo. Besos.

Shorby, es muy corto y no te decepcionará si te gustan este tipo de lecturas. Besos.

Sandra Rivero dijo...

Recuerdo algo de este libro, pero lo leí hace ya tiempo y no llegué a entenderlo del todo, quizás era demasiado joven... lo intentaré de nuevo.
Bsos!

Ismael Cruceta dijo...

Me encanta. No sé de que año será el libro, pero parece escrito por un indignado en este 2011, jejeje. Me lo apunto!
besote!!!

Vero dijo...

Sandra, te recomiendo leer algún análisis de éste porque a pesar de ser un libro corto se le puede sacar mucho jugo. Saludos!

Ismael jaja cierto es, puede ser muy actual!! Espero que lo leas, un besito.

Carol dijo...

je je es que te has ido a una apuesta segura, Melville es genial, este no lo he leído pero me ha encantado tu reseña así que apuntadísimo queda. Muchos besos

Vero dijo...

Carol, de Melville apenas he leído nada pero es genial, sí.
A leer, a leer!!

Kristineta! dijo...

Que buena pinta tiene! Me lo apunto porque me intriga mucho saber que se le pasa por la cabeza al escribiente. Besos!

Vero dijo...

Pues Kristineta, en realidad queda ahí como en el aire, pero cada uno puede sacar sus propias conclusiones. Está muy bien.
Besos.

Luisa dijo...

No he leído este libro, pero desde que Nódica lo editó en su colección de ilustrados llamaba mi atención. Y es que sigo con mi empeño de leer más clásicos, pero me cuesta tanto...
Un abrazo.

Vero dijo...

Es verdad, que Nórdica lo editó... pues debe ser un regalo genial porque en sí la historia es buena y si se le añaden unas buenas ilustraciones, un libro de 10.
Yo tampoco leo muchos clásicos, mal, mal!!
Besos.

bibliobulimica dijo...

lo tengo en casa y quiero leerlo pronto. Un beso,
Ale.

Vero dijo...

Espero que te guste!! Se disfruta mucho de su lectura, ya verás! Aunque la palabra no es disfrutar :) Besos,