viernes, 4 de junio de 2010

Camino- Javier Fesser (dr.)


Hace ya muchos meses que quería ver la película ganadora del Goya en 2008. Mucha gente me había dicho que no la viese, que era muy dura y te dejaba muy mal cuerpo; tenían razón. No obstante me gusta ver todo tipo de películas a pesar de que sean duras, creo que todas te hacen reflexionar y aprender algo.

Para quien no la hayáis visto el film empieza por el final mostrándonos a Camino, la protagonista, postrada en una cama rodeada de personal sanitario, su familia, su madre y un cura. Ya desde el principio de la película te quedas boquiabierto, la madre pertenece a la obra del Opus Dei y ve la muerte de la hija como un regalo de Dios, para que esté más cerca de él.

Tras esta imagen tan impactante vamos unos meses atrás cuando vemos a Camino como una niña creyente, pero tan sólo eso, una niña que está empezando a crecer y sentir cosas nuevas, que está llena de vida. De repente se pone enferma y su vida cambia radicalmente. Destacar que no podía con la madre, qué personaje madre mía... el padre me da lástima porque lo veo desubicado en la vida que le ha tocado tener y la hermana de Camino, Nuria, me dio la sensación de que tiene una lucha interior al haber dejado a su familia para ir a servir al Padre; como dice ella.

El metraje perfecto, no se me ha hecho nada larga, me ha parecido que estaba muy bien montada y aunque algunas veces habían diálogos un poquitín sobre actuados (en mi opinión) creo que es una película española muy diferente y bien hecha, que nos muestra la vida de esta niña que tiene el trasfondo del Opus Dei pero que también toca la historia desde su punto de vista, infantil, y que convierte todo en un cuento de amor muy curioso.

El director dice que todo lo que retrata en la película tiene base en la realidad, y eso es lo que hace que se me pongan los pelos de punta porque la pobre niña sufre lo indecible y aún así parece que le haya tocado la lotería. Creo que ha hecho una crítica muy dura y que habrá levantado ampollas en el sector religioso.

Nota: 8

Lo mejor: Nerea Camacho lo hace bastante bien, me ha gustado la historia aunque sea muy dura. Me gusta mucho el principio y final, muy emotivos.

Lo peor: El retrato que se hace del Opus Dei, me horroriza que alguien pueda ser así.

¿La habéis visto? ¿Os gustó?

20 aportaciones valiosas:

Icíar dijo...

¡Ay, Vero! yo todavía no la he visto. No creo que la vaya a ver. Sólo de ver el cartel de la película y sabiendo de qué va, me produce una sensación nada agradable en el estómago.
Esa sonrisa angelical, me da miedo, no por la niña por supuesto, pobrecilla, sino por la naturaleza de la mentira. ¡Cómo podemos vivir, y hasta qué punto llegar con una mentira como si fuese una verdad! Es para mí como la fotografía de una locura y de las locuras delirantes. Me produce rechazo.

Vero dijo...

Icíar, a mí me recomendaban que no la viese porque es que es muy dura! A veces se me ponía el pelo de punta de lo fuerte o rechazo que me producían algunas escenas.
Un beso guapa y gracias por el comment!

lahierbaroja dijo...

Yo sí que le he visto. Es una película muy dura... la verdad es que a mí se me hizo un poco larga, pero creo que fue porque esperaba que dejaran de sufrir, y porque como tú, no soportaba a la madre. Llegó un momento (no quiero dar muchos datos) en el que ya pensé: "bueno, no me lo puedo creer, ya no le puede pasar nada peor". Pobre padre y pobre hermana.

Nerea Camacho, muy bien. Y el personaje, madre mía, siempre optimista...

Y lo que dices del hecho real, pues sí, está basada en la historia de Alexia González-Barros. La familia se opuso a la película. La Iglesia, no sé qué diría, pero no creo que le hiciera mucha gracia.

Vero dijo...

Es que todo lo que sufrió la niña es inhumano, por eso te da más rabia aún la madre.
Me esperaba que la familia se opusiera a la película, aunque a la niña no la ponen en mal lugar ni nada pero bueno...
Besitos,

sonia dijo...

yo la he visto, y madre mía, lloré todo un río como la canción de Maná...tremenda tremenda, me encantó la actuación de Nerea y si Vero es tremendo que haya gente así...

Vero dijo...

sonia, yo también lloré muchísimo, no sé porqué. Es que es una película que te encoje el corazón y te vapulea.
Saludos!

Carlos dijo...

Aún no la he visto, pero me fío de tu comentario y la pillaré en DVD.
Saluditos.

Vero dijo...

Carlos, en cuanto la veas me dices, a ver qué te parece. Saludos!

Lola Mariné dijo...

Yo no la he visto ni tengo intención. Sé que no me gustaría y me pondría de muy mala uva; los fanatismos religiosos me repatean.
Buen finde.

Vero dijo...

Y a mí Lola, pero no por verla voy a hacerme del Opus jeje
Buen finde a ti también!

Icíar dijo...

La verdad es que no hay diferencia entre esa sonrisa de fe ciega en el más allá, y el joven que se autoinmola, con una llave de plástico en el bolsillo que es la que abre el paraíso que le espera, también en el más allá.

De verdad, ¿eh? ¡qué malo que son los extremos!

Vero dijo...

Pues sí Icíar, los extremos son muy malos. Ahora me has recordado la película "Paradise Now", ¿sabes cuál te digo?

Icíar dijo...

Sí, Vero. Sí la vi. Pero era una película también con mucha duda, y co muchas oposiciones a ese tipo de radicalismo destructivo, como la novia y familiares.
Me ha gustado que me la recordaras (y que dé la casualidad que la haya visto, ¡claro!)

Vero dijo...

A mí también me dejó helada esa película y con muchas ideas contradictorias, vaya, que me gustaría verla en un tiempo a ver qué me sugiere otra vez.

besotes Icíar!

Isi dijo...

Yo no la he visto, y tampoco lo tenía pensado, pero ahora que he visto algunas críticas, casi me dan ganas, aunque sé que voy a terminar plofff...

Vero dijo...

Isi, tú mírala un día que estés de buen humor que si no sí que te dejará plof :(
Es diferente, al menos se aleja de las típicas películas españolas.

Lillu dijo...

Yo también la vi hace unas semanas y coincido contigo en casi todo. Lo único que la niña no me gustó en algunas escenas precisamente por su sobreactuación. Eso sí, a mí me encanta sufrir en las películas si hay que sufrir, vivir la película con todo lo que conlleva... seré masoca, jaja.

Desde mi punto de vista la crítica no es tanto a la religión como al sector del Opus Dei. Se muestra la verdad y precisamente la verdad a veces no gusta.

saluditos!

Vero dijo...

Hola Lillu,
A ver si coincidimos también en lo de la sobreactuación de la niña: ¿en las pesadillas sobre todo? Es que debe ser difícil poner cara de miedo cuando no hay nada que te dé miedo jeje

Besos y gracias por comentar,

bibliobulimica dijo...

Yo la he visto y me daban ganas de torcerle el cuello a la madre ¡pero que mujer tan manipuladora! lo que le hace a la hija mayor no tiene nombre, no piensa que va a ser infeliz, que está despechada y por eso está donde está; y del Opus ni hablemos ¡que retógrados! Dios desea la felicidad plena para cada ser humano...no sacrificios (¿ponerse piedras en los zapatos, no sonreir, cero contacto con quienes te aman???) vamos, si El nos da la libertad ¿porque el Opus la quiere quitar? ayyy y ni le sigo que ya me indigné...

Vero dijo...

jeje biblio, veo que te has enervado y todo!!
Pero tienes razón, estamos para disfrutar, no para sufrir.

Besos,