miércoles, 23 de enero de 2013

Sukkwan Island- David Vann

Un padre (Jim) convence a su hijo (Roy) para que pase con él un año en una remota isla de Alaska. Él acaba de salir de un divorcio y necesita fervientemente algo de cariño en su vida; está terriblemente deprimido y cree que con la ayuda de su hijo podrá tirar para adelante y volver a ser feliz. Su hijo no las tiene todas consigo; tras el divorcio la relación con su padre está un poco fría y un año es demasiado tiempo, además, va a dejar a todos sus amigos a miles de kilómetros de distancia. Sin embargo, acepta y comienza su andadura por la experiencia que cambiará sus vidas. El padre es positivo, van a darse la oportunidad de estar bien, abastecerse a sí mismos pescando y cazando, olvidarse del mundanal ruido y disfrutar de la belleza de ese rincón del mundo. Sin duda la naturaleza es el tercer personaje principal del libro. Esos parajes inhóspitos de Alaska que por una parte son tan bellos y por otra te hacen sentirte el ser más insignificante del mundo, dejado de la mano de Dios. 
Y es que comienzan su aventura casi sin provisiones, sólo disponen de una radio y una barca y de sus propias manos para rehacer sus vidas. En la primera parte de la novela el ambiente que se crea ya es un poco agobiante ya que la experiencia no va a resultar tan fácil como creían. Jim no levanta cabeza y su hijo es incapaz de levantar el ánimo de su padre, sólo se ve capaz de sobrellevar la profunda tristeza que le envuelve y pasar día tras día, aguantando. Pero la segunda parte de la novela es agonizante. Jim no tiene en cuenta por lo que está pasando su hijo y sólo piensa en su desgracia sin pararse a pensar en Roy, al que le tocará pagar el egoísmo de su padre de una forma escalofriante. 
Creo que podría definir mejor este libro con palabras sueltas: claustrofobia, agonía, incapacidad, incomunicación, tristeza, dureza, impacto, frío, soledad, opresión, oscuridad, egoísmo, tragedia.
Parece que de vez en cuando va bien leer este tipo de novelas, que te dejan impactado y tocado. Esta vez me parecería una faena desvelaros la trama de la historia, porque si algo tiene este libro es que te deja en shock al leer lo que les pasa a los personajes. Así que si os apetece leer algo duro pero que os va a calar y hacer pensar sobre el ser humano como tal, no lo dudéis, es un buen libro a pesar de su dureza.
Al autor la vida le golpeó de pequeño al perder a su padre de forma trágica, pero esa terrible experiencia quizá le sirvió para crear esta historia que se ha hecho famosa y que le ha servido para darse a conocer en el panorama literario. Seguiremos de cerca al tal Vann.
Ah, dicen que es del estilo de La carretera de Cormac McCarthy. Lo tengo que leer para un reto, pero con el sobreaviso de que va a ser una historia durísima lo escogeré en una época en la que no me vaya a afectar, porque si no...
Nota: 8,5
Lo mejor: Es sorprendente, te quedas enganchado al libro a pesar de que lo que lees no es agradable y te golpea. O yo soy la morbosa o el libro hace que lo sea, no sé. 
Lo peor: A mí me dejó un poso de tristeza interno considerable. Unos días después seguía pensando en la historia y preguntándome muchas cosas. No es malo; todo lo contrario, pero vaya, que nos una lectura divertida. Por cierto, supongo que sería una decisión editorial, pero me hubiera gustado que hubiese guiones de diálogo.

17 aportaciones valiosas:

albanta dijo...

A veces se agradece una lectura así aunque nos llene de melancolía.

Emma Bovary Locaporleer dijo...

David Vann se ha convertido en uno de mis autores de cabecera y estoy esperando el tercer libro que sale ya, en febrero! Besos.

Margari dijo...

Tengo pendiente a este autor. A ver si logro hacerle un huequito pronto, que tu reseña deja con ganas.
Besotes!!!!

Shorby dijo...

Me suelen gustar bastante este tipo de libros =)
Me lo llevo apuntado.

Besotes

El Nictálope dijo...

Tengo apuntado este libro en mi lista de espera hace mucho tiempo. No lo encuentro para nada.

Icíar dijo...

¡Ay, Dios mío! Me imagino lo claustrofóbico que tiene que ser. El primer pensmiento que me pasa por la mente es que el padre estaba loco, Vero. ¿Si estás deprimido te aislas en un lugar así? Eso ya es la muerte de la muerte. Ya me puedo imaginar lo que el niño tuvo que pasar.
Este libro lo leeré, pero como bien dices, cuando me lo permita el aguante psicológico, porque me da que lo que viene a ser es la deriva de una mente casi esquizofrénica, eso siempre es un horror.

Kristineta! dijo...

Me llama mucho la atención esta novela y ya he visto reseñas positivas antes. Lo tengo apuntado pero me esperaré a estar en una época más buena para mí, como puede ser el verano, cuando me levanto de muy mejor humor jejeje
Besos!

Vero dijo...

albanta, a mí me gusta, pero estoy segura de que hay gente a la que no le va leer cosas duras. Besos.

Emma, yo le seguiré de cerca porque este libro me ha gustado mucho. Un saludo!

Margari, mi reseña deja con ganas de saber, supongo, porque tampoco digo mucho (o eso espero). Un beso.

Shorby espero que te guste, porque la palabra disfrutar. Bueno, ya contarás.

El Nictálope, no lo encuentras? Yo lo compré en La Central, puedes preguntar si lo tienen ahí. Saludos.

Icíar, estoy segura de que lo vas a leer, y te va a gustar/aterrorizar. Es curioso como nos puede gustar un libro tan triste. Besos.

Kristineta, lo leerás enseguida, ya verás. Espero que te guste, besos.

Goizeder Lamariano Martín dijo...

Es la segunda reseña que leo de este libro y cada vez tengo más ganas de leerlo, a ver si le hago un hueco. Muchos besos.

Vero dijo...

Sí, Goizeder, creo que te puede gustar, un besazo.

Carmen dijo...

Lo compré el año pasado tras leer una reseña magnífica del libro. Aún no lo he leído, si embargo, y esa tristeza que mencionas ahora mismo no me apetece sentirla...
Besos,

Fesaro dijo...

No creo que yo me encuentre en una época en la que pueda enfrentarme a él.

Vero dijo...

Carmen pues cuando estés preparada lo lees, seguro que a pesar de la tristeza, te gustará. Besos.

Fesaro, mucho ánimo y si puedes léelo en una época mejor, porque es un buen libro. Besos.

Rosalía dijo...

Este libro estoy deseando leerlo. Este año ya lo he tenido varias veces en las manos, jeje, así que creo que acabará por venirse a casa conmigo un día de estos.

bsos!

Vero dijo...

Que se vaya contigo, sí!! Es duro pero muy bueno, yo lo estoy recomendando mucho. Besos.

Carol dijo...

De momento es el que más me ha gustado de Vann y el primero que leí de él, impactante y cobrecogedor especialmente sabiendo que se basa en hechos tan reales. Acabo de comprar el último que ha publicado "Tierra" a ver qué tal está, tengo que reconocer que este autor me tiene enganchada :D Un besazo

Vero dijo...

Pues que disfrutes del libro, Carol! Yo sólo he leído este del autor, pero me gustó la forma de escribir. Quizá lea algo más suyo. Besos.